fbpx

Repensar los propósitos de Año Nuevo 

Naturalmente, un nuevo año nos permite reflexionar, reevaluar y repensar cómo podemos vivir nuestras vidas más alineadas con los valores que tenemos. Los propósitos generalmente giran en torno a lo que podemos agregar a nuestra vida en el nuevo año, ya sea más ejercicio, alimentos saludables, lectura, etc. Pero ¿y si repensamos cómo concebimos los propósitos? En lugar de siempre fijarse metas para add más en nuestras vidas, ¿qué tal si creamos metas que remove ¿Cosas de nuestras vidas, especialmente aquellas que no nos sirven a nosotros ni a nuestro planeta? A su vez, podríamos incluso vivir una vida más plena.  

A continuación se presentan tres resoluciones que pueden ayudarle a frenar el consumo y limitar el desperdicio a medida que nos acercamos al nuevo año: 

Reemplazar el plástico de un solo uso por alternativas duraderas 

Si bien la prohibición de las botellas de agua de plástico de un solo uso ha sido el foco de atención en el mundo de los residuos durante años, hay muchos artículos del hogar que pueden reemplazarse con alternativas sin plástico. Este proceso, si bien es importante, también puede resultar abrumador; Nuestro mundo todavía funciona con una gran cantidad de plástico y reemplazarlo puede considerarse una tarea costosa y que requiere mucho tiempo. ¡Aunque no tiene por qué ser así! Una forma accesible de abordar la sustitución del plástico en tu hogar sería hacerlo empezando por las habitaciones.  

  1. Comienza con una habitación más pequeña, como un baño, y anota qué artículos de plástico podrías reemplazar con un material alternativo.  
  1. Una vez que haya registrado todos los artículos que se pueden reemplazar, use lo que tenga en casa, busque artículos que pueda recargar o compre artículos alternativos duraderos que estén hechos de vidrio o metal de segunda mano. Dato curioso: ¡el vidrio y el metal se pueden reciclar una cantidad infinita de veces!

    Consejo: Un buen lugar para encontrar artículos reutilizables son las tiendas de recarga o la sección de venta al por mayor de una tienda de comestibles para eliminar los envases de plástico. ¡Algunas tiendas de recarga locales incluso entregan artículos domésticos reutilizables en su puerta! 
  1. Una vez que haya terminado con una habitación, pase a la siguiente y repita hasta que se haya accedido a todas las habitaciones de su casa y se hayan actualizado con materiales no plásticos o reutilizables.  

A través de este proceso, podrás llenar tu casa de opciones más sostenibles a tu propio ritmo.

Intercambia ropa con amigos y familiares. 

Si bien comprar ropa de segunda mano o de segunda mano es una excelente manera de adquirir ropa nueva, desafortunadamente mucha ropa que se dona a tiendas de segunda mano todavía llega al mercado. vertedero. Una forma de agregar nuevas piezas a tu guardarropa es realizar intercambios de ropa con tus amigos y familiares. Mantenlos continuamente durante todo el año agregándolos a fiestas de cumpleaños o reuniones como una actividad divertida. ¡Tampoco requiere mucha preparación! Sólo una mesa y un perchero si lo desea.  

  1. Anime a todos a traer de 5 a 10 artículos. 
  1. Coloque los artículos sobre una mesa o cuélguelos en un perchero. 
  1. Haga que las personas de todo el grupo “compren” y lleven prendas de vestir nuevas para ellos. 
  1. Una vez finalizado el evento, lo que quede se puede donar a una tienda de segunda mano local o a una organización benéfica que acepte donaciones.  

¡Esta práctica reducirá la cantidad de ropa que se dona y al mismo tiempo le dará a la ropa que se intercambió una nueva vida con tus amigos y familiares! Además, ¡será divertido verlos lucir algo de tu antiguo guardarropa de una manera nueva! 

Come vegetariano una vez a la semana. 

Está bien documentado que criar animales para consumo humano contribuye en gran medida a la liberación de gas metano a la atmósfera, que es elevando la temperatura media de nuestro planeta. Si bien ser vegetariano o vegano no es posible ni saludable para todos por numerosas razones, es más fácil y accesible comprometerse a no comer carne una vez a la semana, en lugar de eliminarla por completo. Esta idea se popularizó hace unos años en los medios de comunicación, denominándose “lunes sin carne”. Puede resultar intimidante o confuso al principio empezar a preparar comidas sin carne, ¡pero es posible con pequeños pasos! Empiece por preparar sus comidas favoritas y sustituir la carne por opciones sin carne, como tofu, tempeh o carne de soja; También puedes crear platos que se centren en resaltar las verduras, los cereales y las legumbres. Este artículo es un excelente lugar para comenzar si buscas inspirarte con recetas vegetarianas.  

Si bien estos tres propósitos sustentables de año nuevo pueden ayudarlo a frenar el consumo y limitar el desperdicio, hay muchas maneras en que uno puede ser más sustentable en su vida diaria. El mundo de la sostenibilidad puede resultar abrumador a veces, con la presión de ser perfecto o de no desperdiciar nunca un solo elemento. Pero el objetivo de la sostenibilidad no es ser perfecto: se trata de cambios pequeños y lentos que sean duraderos. Porque los pequeños pasos se convierten en ondas, las ondas se convierten en olas y las olas provocan grandes cambios.  

¡Feliz año nuevo de parte de RethinkWaste!